Crónica Metal Infernus II

Después de meses esperando al fin llegó el gran día, Metal Infernus II comenzaba y estábamos muy ilusionados.

Salí de casa allá sobre las 16:00 para recoger a la gran fotógrafa, Sara, que se encargó de la parte visual de las entrevistas y de todas las fotos del evento. Después de recogerla, zarpamos hacia la sala Ágora Live charlando de todo un poco mientras, como buenos metaleros, disfrutábamos escuchando buen metal.

Llegamos a la sala a las 17:00, mucho antes de la hora de apertura de puertas, ya que habíamos cerrado tres entrevistas antes de que comenzase el evento.

¡Vaya un calor insoportable!

Además, yo nunca puedo fallar a mi metalero interior, así que no podía faltar mi camiseta negra de grupo y mis pantacas largos negros.

Nada más llegar nos encontramos con Synlakross, que nos recibieron con una calurosa bienvenida y un poco de aire del abanico de Patricia. Además, conocí a Tiko e Iván, batera y guitarrista respectivamente. Unos tíos muy majos, para que engañarnos.

Tras llegar, hablé con Tomás de On Fire Rock Promo, el manager de la banda MorphiuM.

Dado que tenían retrasos con el sonido de la sala, comenzamos la entrevista con la banda, la cual fue sin duda alguna maravillosa y muy familiar, como si fuese una charla entre colegas.

Tras acabar la entrevista, salimos de aquella sauna la cual, teóricamente, era un camerino.

Pasamos a entrevistar a los chilenos Human Vestige, y tras la broma de Begoña sobre que éramos los encargados de que sus testículos estuviesen correctamente para el concierto, volvimos al camerino a realizar una breve entrevista con ellos. Aunque siendo sinceros, con su seriedad y sus gafas de sol, parecía que fuesen a revisarnos ellos a nosotros.

Tras terminar la entrevista, compartimos unas breves palabras sobre la diferencia entre la escena emergente chilena y la española, y por lo visto, no somos el único país en el que las bandas emergentes lo tienen extremadamente difícil.

Salimos de aquella sauna y nos encontramos con Hélix Nébula, los cuales nos reconocieron y nos recibieron de una manera muy calurosa, y no porque hiciese calor. Tras armarnos de valentía, volvimos a la sauna para realizar la última entrevista del evento. Sin duda, fue una entrevista muy familiar, de nuevo, como una charla entre birras con colegas, a pesar del odio de la banda hacia el teclista y a mí por nuestro pelo Pantene. ¡Que mala es la envidia!

Tras terminar, nos quedamos charlando con Helix Nebula y sus grupis en un césped maravilloso y fresquito, y menos mal, porque es lo último refrescante que disfrutamos ese día.

Llegó la prueba de sonido de los Helix, y como teníamos todas las entrevistas terminadas, decidimos entrar a escucharles. La banda solo tenía 10 minutos para probar su equipo. Por suerte solo tenían que probar el teclado, aunque realmente como si no lo hubiesen probado, ya que fallaba y el sonido del teclado funcionaba a ratos. Cruzamos los dedos porque solo fallase en la prueba.

Toxovíbora directamente no tuvo tiempo de probar, y lógicamente, eso tuvo secuelas durante el directo.

Se abren las puertas de la sala 15 minutos después debido al retraso de las pruebas de sonido.

Tras entrar las primeras personas, aparece Begoña de Urmemetal sobre el escenario para contar a los asistentes que las primeras 25 personas que entraron a la sala podrían disfrutar de un evento de Urmemetal totalmente gratuito, el que ellos quisiesen.

¡Esta Begoña y su amabilidad nunca cesan!

Tras esto, suben al escenario los chilenos Human Vestige con su inconfundible seriedad y sus gafas de sol. Sin duda hicimos bien la revisión de testículos, porque dieron un bolo espectacular. Sin duda, la gente de Valencia estuvo muy entregada con esta banda.


Tras terminar el concierto, me veo una sombra de pelo largo y camiseta de Raven’s Gate acercándose hacia mí. En efecto, el señor Megamuerte estaba en la sala, todo un honor haber coincidido con él. Pero no fue el único, no.

Tras saludar y charlar un poco con Arturo salimos fuera de la sala para refrescarnos un poco, y no fue la última vez que salimos de ese horno.

Tras salir, se acerca hacia nosotros David y John de Nomera. Fue todo un placer haber conocido a John y haber podido coincidir con ambos en un concierto. Charlamos un poco con ellos ya que acababan de llegar y a pesar de llegar tarde, llegaron puntuales a la primera banda.

Volvemos a la carga, y es el turno de los madrileños Helix Nébula.
Por desgracia, hubo una cantidad incontable de problemas de sonido, todos debidos a la sala y al técnico en cuestión. Hubo tantos problemas que nos comeríamos media crónica.

A pesar de todo esto, sonaron de maravilla y lo dieron todo, y no pudimos evitar darlo todo junto a los fans y a sus dos grupis que fueron muy amables con nosotros.


Tras terminar el bolo, salimos de nuevo de ese maldito infierno. Si el infierno es así, me da que va siendo hora de devolver el carnet de metalero.

Charlamos de nuevo con Helix Nébula y les dimos ánimos para el próximo concierto, ya que parte de los integrantes tenían la autoestima baja tras el mal resultado del bolo. Sin duda ese día forjamos una grandiosa amistad con la banda y es algo que no olvidaremos nunca.

Antes de volver a la sala, apareció Mike y cual caballero, entregó una copia de su LP a Sara como muestra de agradecimiento por todo el trabajo y apoyo que hizo durante toda la noche.

Llega el turno de Toxovibora, que sin duda dieron un concierto espectacular, también con muchos problemas de sonido y declarando la sala como el primer lugar más caluroso, incluso mucho más que Albacete, así que podéis haceros una idea de las temperaturas que había.


Venga, a ver si lo adivináis. ¡Fuera de la sala de nuevo!

Entramos en la recta final del evento, y aparecen en escena los grandes de Synlakross con uno de sus nuevos temas. De nuevo, con problemas de sonido tanto en los monitores del escenario como en la sala.

Como anunciaron, la banda tocó temas del nuevo disco, entre ellos, su último lanzamiento como videoclip, ‘Dark Seed’. También nos encontramos con la versión ‘pija’ de Patricia, la cual nos recomendaba hacer el pre-order del nuevo disco en el puesto de merchan. ¡Quién diría que ocultaba esa cara! Primero nos sorprende en la entrevista contándonos que empezó tocando la trompa y ahora esto.


Tras terminar la banda, me encaminé en una gran aventura; conseguir que la banda me firmase el disco. Desde mi punto de vista fue más como una misión, porque cada integrante de la banda estaba en una zona en los alrededores de la sala. Incluso nos encontramos con un lugar al que oficialmente declaramos lugar sectario. Fue parecido a la búsqueda de las bolas de dragón, solo que con músicos rojos por el calor y que únicamente eran 5.

Tras firmar el disco y charlar y delirar con algunos miembros de la banda, volvimos a la sala para el penúltimo concierto, nada más y nada menos que MorphiuM.

Todo sonó genial hasta mitad de concierto, donde el cantante fue perdiendo la voz, y no porque se quedase afónico ni nada de eso, si no por el estado de la instalación de la sala que fallaba constantemente. Esa noche nadie se libró de problemas de sonido.

Llega el momento del tema ‘What Lies Behind Words’, y a principio de la canción, Alex baja al foso y con un gesto desafiante me reclama frente a él. Sin esperármelo, me coge de la cabeza y canta a mi lado. Pues sí que tenía razón con lo de que la gente se hacía caquita, por suerte no fue literal. Tras esto, llega el estribillo, y esta vez acabo frente a frente con él cantando el tema. Oye, por un momento me sentí como Estefanía Aledo, con la gran diferencia de que ella es una diosa cantando y yo un maldito pollo degollado.

Suena el último tema, y los micrófonos deciden dejar de funcionar enteramente y la batería comienza a fallar, así que la sala cantó a pelo la canción y Alex dio todo lo que su garganta le permitía para seguir cantando.


De nuevo salimos de la sala, pero esta vez nos dimos por vencidos, ya que tanto Sara como yo estábamos agotados, seguramente ella más que yo por el currazo que se pegó.

Llegué a casa y jamás había querido tanto a mi preciada cama. A pesar del cansancio, recordaba con una sonrisa los grandes momentos de la noche, y a día de hoy, los sigo recordando y los seguiré recordando con alegría.
Sin duda fue una noche digna de recordar, tanto en lo bueno como en lo malo.

Begoña y toda la organización de Urmemetal nos cuidó como sus hijos todo lo que pudo, y siempre con una sonrisa y un boli de Radio Ardacho en la mano.

Morphium nos regalaron una entrevista muy agradable en la que nos sentimos como en casa y que nos habría gustado alargarla un poco más.
Dar las gracias a Human Vestige, tanto por venir desde la otra punta del mundo como por concedernos una entrevista. Y por supuesto la amabilidad de los miembros de la banda. ¡Que su seriedad y sus gafas de sol no os engañen! Son un amor por dentro.

Hélix Nébula, que decir. Me quedaré corto con todo lo que diga. Nos tratasteis como hermanos, y sin duda fueron una gran compañía durante todo el evento, siempre charlando con nosotros y compartiendo alegrías y desgracias. Sin duda alguna sabemos que hemos establecido una amistad, no solo con una gran banda, si no con unas grandiosas personas.

A Synlakross, por supuesto, que fueron súper amables y cercanos con nosotros, y que movieron cielo y tierra porque tuviese su disco firmado. Y también agradecerles que fuesen con un boli de Radio Ardacho en mano, que quieras o no eso te alegra infinitamente.

Sara, faltaría menos, que se dejó la piel y los poros por sacar la mayor cantidad de fotos posibles y que grabó las entrevistas con las bandas. Espero que hayas disfrutado y que no haya sido un sufrimiento.

Y por último y no menos importante, a todas las personas que nos fuimos encontrando durante el evento; a Arturo de Raven’s Gate, a David y John de Nomera y a Iris Soler.

Bueno, y también gracias a ti, que aunque no dejes un like de esos habrás leído la crónica y habrás disfrutado de las fotografías.

Gracias a tod@s, y nos vemos en Metal Infernus III

Share

Esta entrada fue publicada en ENTREVISTAS, EVENTOS. Guarda el enlace permanente.